Saltar al contenido

Información sobre los números romanos

Historia de los números romanos

Dichos números fueron inventados por los romanos ya que necesitaban un sistema para fijar el precio fácilmente de diversos bienes y servicios. Estos números se utilizaron ampliamente en todo el Imperio Romano en la vida cotidiana. Tras la caída del mismo, los números se siguieron utilizando en toda Europa hasta la década de 1600. Los romanos adoptaron el sistema de numeración de sus predecesores en el centro de Italia, los etruscos, pero dandole algunas pequeñas adaptaciones y mejoras.

blogger-image-211363904

Una Introducción a los números romanos

Los números romanos están representados por siete símbolos diferentes: I, V, X, L, C, D y M, que representan 1, 5, 10, 50, 100, 500 y 1.000. Utilizamos estos siete símbolos para hacer miles de números diferentes. El número 2 se escribe por ejemplo II. El número doce se escribe; XII, que cuando se descompone es X + II. Si tomamos un paso más allá; el número veintisiete se escribe como XXVII, que cuando se descomponen parece XX + V + II.

Los números romanos se escriben generalmente de mayor a menor, de izquierda a derecha, sumando los símbolos a un solo conjunto. Sin embargo, este no es siempre el caso. A los romanos no les gustaba que haya cuatro de los mismos símbolos en una fila, por lo que desarrollaron un sistema de resta. Por ejemplo; el número cuatro se suele escribir como IV, debido a que el I es más pequeño que el V, osea que pasaría a restar, lo que nos da cuatro. El mismo principio se aplica al número nueve que se escribe como IX, debido a que el I es más pequeño que el X. Hay seis casos en los que los romanos utilizaban la resta.

  • I que se puede colocar antes del V (5) y X (10) para hacer 4 y 9.
  • X se puede colocar antes de L (50) y C (100) para hacer 40 y 90.
  • C se puede colocar antes de D (500) y M (1000) para hacer 400 y 900.

El número 1904 es un buen ejemplo de las reglas anteriores. El número 1904 está representado por los números romanos MCMIV. M = 1.000, CM = 900 y IV = 4.

Años y fechas en números romanos

Los números romanos se utilizan a veces para representar el año. Para escribir el año, necesitamos saber cómo escribir números grandes, lo que puede ser complicado. Vamos a ver algunos ejemplos y trataremos de descomponerlos para trabajar esto.

Para comenzar, tomaremos uno fácil, para el año 2000, por ejemplo, es simplemente MM (1000 + 1000). Sin embargo, tenemos que tener cuidado con los años a partir del siglo 20, ya que es un elemento de resta. 1900 se escribe como MCM, ya que la C es más pequeña y se encuentra antes de la segunda M o 1000, que debe restar 100 de 1000, que es igual a 900. Así, por ejemplo, 1950 es MCML (1000 + 900 + 50). Los años en el siglo 21 son un poco más fáciles. Primero comenzamos con el 2000 (MM) y, a continuación añadimos el número apropiado. Por ejemplo; 2015, para escribir este partimos de MM o 2000 y luego añadimos 15 que es XV, todos juntos nos da MMXV.

numeros-romanos-del-1-al-290

Grandes números romanos

Debido a que los números sólo usan siete símbolos diferentes (y la mayor de esas letras representan 1000), que hace que sea difícil escribir números muy grandes con números romanos. De hecho, los romanos pocas veces necesitaban escribir números más grande que 3.999 por lo que nunca desarrollaron un sistema para hacerlo. No fue hasta muchos años más tarde que desarrollaron un sistema para poder hacerlo. En este sistema, se dibuja una línea en la parte superior del número para multiplicarlo por 1.000.

Cero y fracciones

Las fracciones se utilizan a menudo en la moneda. Las fracciones más comunes utilizadas fueron doceavos y mitades. Una duodécima está representado por un solo punto ‘•’, que se conoce como un “Uncia ‘. Una media está representada por la letra latina “S”, que es la abreviatura de semis.

Esto no es realmente una regla, pero, curiosamente, no hay ningún número para representar cero. Esto se debe a que el sistema de números romanos se desarrolló como un medio de negociación y no había necesidad de un número para representar cero. En su lugar habrían utilizado la palabra latina ‘nulla “, que significa cero.

maxresdefault

Suma y resta con números romanos

Debido a que no hay una cifra de cero hace que la matemática avanzada sea un poco más difícil. Los romanos, probablemente no usaron números para completar la aritmética debido a su complejidad, por ejemplo; la multiplicación y la división son demasiado poco práctico. Sin embargo, no es imposible utilizar números para completar la suma y la resta.

Antes de empezar, es importante tener en cuenta que cuando hacemos la adición de números romanos, no utilizamos el principio sustractivo. Por ejemplo; el número cuatro, no se muestra como IV sino como IIII. Veremos por qué en un segundo. Así que vamos a empezar con un problema sencillo; con el fin de añadir IX y XI juntos, primero tenemos que cambiar el nueve (IX) por VIIII, ya que utiliza el principio sustractivo. Así que ahora nos queda VIIII + XI. Después de asegurarse de que no hay números que utilizan el principio sustractivo podemos continuar con el problema. Ahora podemos completar la suma al igual que lo harías si estuviéramos usando números arábigos. Organizamos los números en orden de mayor a menor, lo que nos da XVIIIII. El siguiente paso es simplificar el IIIII en V, lo que nos da XVV, que luego se puede simplificar aún más al XX o 20. simple!

Lo mismo además utilizamos para el principio sustractivo al hacer sumas que implican la resta. Así que vamos a tratar de una, vamos a tratar de restar CCLXXXVIII de CCLXXII. El primer paso es escribir la suma, en segundo lugar, tachar pares de números iguales, lo que nos da una suma mucho más fácil tratar: XVIII – I, que es igual a XVII o 17.

421c

Más información sobre los números romanos

Los números romanos se utilizaron para registrar números en piedra, realizar arte y acuñar monedas. Sin embargo, eso fue hace mucho tiempo, en estos días se utilizan para ordenar los elementos de una lista, para títulos de los capítulos, fechas de derechos de autor y de marca, secuelas de películas tales como las películas de Star Wars, entre otras cosas.

Los números romanos también se utilizan y se utilizaron en los relojes. Si usted ha visto un reloj con números romanos, por ahí se ha dado cuenta de que el número cuatro se escribe como IIII en lugar de IV, esto es debido a que añade simetría a la esfera del reloj – a pesar de que realmente no creo que añada simetría en absoluto. Los números a menudo se utilizan para mostrar la hora en relojes de sol también.

Uno I                             Once XI                      Treinta XXX
Dos II                            Doce XII                     Cuarenta XL
Tres III                          Trece XIII                  Cincuenta L
Cuatro IV                      Catorce XIV               Sesenta LX
Cinco V                          Quince XV                 Setenta LXX
Seis VI                           Dieciséis XVI            Ochenta LXXX
Siete VII                        Diecisiete XVII         Noventa XC
Ocho VIII                      Dieciocho XVIII       Cien C
Nueve IX                       Diecinueve XIX       Quinientos D
Diez X                            Veinte XX                 Mil M

¿Qué piensas del anterior artículo? ¿Te ha servido para entender los números romanos? Compártelo con tus amigos en tus redes sociales favoritas. Ante cualquier problema o inquietud no dudes en dejar un comentario debajo, te responderemos al instante.

Hasta pronto!!!