Célula Eucariota

El organismo del ser humano es fascinante y más si nos adentramos en sus unidades celulares, al igual que en casos de animales y plantas. Sí, estamos hablando de células eucariotas: definición, información y diferencias con las procariotas. 

Qué es la célula eucariota

Se denominan células eucariotas a las que poseen un citoplasma, compartimentado con membranas, tomando relieve un núcleo celular organizado, limitado por una envoltura nuclear (también se la llama carioteca) ¿Y qué hay en el núcleo? Nada más ni nada menos que el material hereditario, implicando el ADN como base de la herencia.

A todos los organismos formados por este tipo de células se lo denomina eucariontes, y realmente es una verdadera variedad, ya que hablamos desde organismos unicelulares hasta pluricelulares sumamente complejos, en donde cada célula tiene diversas tareas y que no pueden sobrevivir de manera aislada. Hablamos del reino de los animales, plantas, hongos y los protistas (eucariontes no asimilables a los anteriores dominios).

Características de la célula eucariota

Estamos hablando de células con un núcleo definido, de hecho, eucariota es un helenismo en donde dos segmentos unidos forman la frase “núcleo verdadero”. Nos referimos, a diferencia de las procariotas, de que aquel tipo de células son superiores en nivel evolutivo o, por lo menos, posteriores.

Aunque luego entraremos en detalle, hay que decir que las células eucariotas poseen una membrana que la envuelve; un citoplasma, que rellena gran parte de la célula y donde trabajan los organelos y orgánulos; y el núcleo, donde se genera la información genérica de la célula.

Existen, a grandes rasgos, dos tipos de células eucariotas: animales y vegetales. La principal diferencia entre ellas es que las animales, como es bien sabido, son heterótrofas, es decir, necesitan alimento del exterior; en cambio, las vegetales son autótrofas, es decir, producen su propio alimento mediante orgánulos llamados vacuolas y cloroplastos.

Partes de la célula eucariota

 

El ser humano, las plantas, hongos y animales son complejos a vuelo de pájaro y desde las alturas, y mucho más cuando nos acercamos a sus unidades básicas. Naturalmente, las células eucariotas no son ninguna excepción, por lo tanto a continuación detallaremos sus partes, haciendo una división entre vegetal y animal, además de los elementos que cuenten en común.

Las células eucariotas están conformadas:

  • Membrana: Conformada por láminas de proteínas que rodean y dan forma a la célula, ergo, aislándola del medio que la circunda. A través de la membrana se pueden intercambiar nutrientes y oxígeno. Asimismo, la membrana cuenta con ciclios y flagelos, estructuras que permiten la movilización dentro del medio.
  • Citoplasma: Estamos hablando de un medio líquido, en el que se hallan disueltas sustancias como azúcares, minerales y proteínas. Es un medio acuoso en el que se producen reacciones químicas que dan energía a la célula y también habitan orgánulos que poseen funciones específicas.
  • Orgánulos comunes: Si esgrimimos el vocablo común es para decir que se hallan este tipo de estructuras tanto en una célula vegetal como una animal. Los orgánulos cumplen tanto funciones de alimentación, como de respiración y producción de sustancias que necesita las células.

                          Retículo endoplasmático: Red de tubos y sacos que se encargan de transportar nutrientes a través de las células. Existen de tipo liso que se halla en las células que producen hormonas, en las hepáticas y en las que se realiza la metabolización de grasas; y también de tipo rugoso, llamado así porque en sus paredes están insertos los ribosomas.

                          Ribosomas:  Estructuras encargadas de producir proteínas, a partir de fragmentos de ARN que recibe del núcleo celular. Pueden crear proteínas de cadenas largas.

                          Aparato de Golgi: En este orgánulo se combinan las proteínas y grasas del retículo endoplasmático con azúcares. También maneja aquellos productos desechables que se expectorarán de la célula.

                         Ribosomas: Estos, a diferencia de los anteriores, tienen la función en el retículo endoplasmático y el citoplasma de reunir la información genética que se encuentra en el ADN duplicándolo en el ARN. Asimismo, son proteínas que forman parte del citosol, que conforman elementos estructurales y móviles en el citoplasma.

                        Lisosomas: Constituye, valga la analogía, el aparato digestivo de la célula. En esta estructura variedad de enzimas metabolizan grasas, azúcares, proteínas y ácidos nucleicos, descomponiéndose en sustancias más simples que pueden ser aprovechadas por la célula. Asimismo, llega a descomponer o neutralizar aquellas sustancias que sean nocivas.

                       Mitocondrias: Estructuras ligadas a la producción de energía y la respiración celular. Aquí se degradan las grasas y azúcares en unidades más sencillas, liberando energía la cual se almacena y forma trifosfato de adenosina, muy conocido como ATP.

                       Peroxisoma: En células animales, su tarea es descomponer el peróxido de hidrógeno, el etanol y loas ácidos grasos en sustancias simples y energía. En las células vegetales convierte los lípidos en carbohidratos en estado de germinación.

                       Vacuolas: Sacos con agua, materiales de desperdicios y alimenticios. También regulan el equilibrio hídrico en las células. En las células vegetales suelen ser de mayor volumen que en las animales.

                       Citoesqueleto: Formado por una serie de soportes estructurados, muy pequeños, y dan la forma a la célula eucariota específica.

  • Orgánulos animales: Los centriolos son orgánulos animales, microtúbulos a los que se fija el ADN en el momento de la división celular.
  • Orgánulos vegetales: Los orgánulos privativamente vegetales son los cloroplastos, encargados de recibir luz solar para que mediante la fotosíntesis, convertirla en almidón y aminoácidos; y los cromoplastos, similares a los anteriores, también utilizan la fotosíntesis para transformar sustancias químicas para la célula.
  • Núcleo: El núcleo consta de una membrana nuclear que lo separa del citoplasma, aunque tiene una serie de poros para intercambiar sustancias; el núcleo propiamente dicho, lugar de albergue de las cadenas de ADN; y el nucleolo, lugar donde se sintetiza el ARN, encargado de decodificar la información del ADN y transmitirla a otras zonas de la células como mitocondrias, ribosomas o lisosomas.

Funciones de la célula eucariota

¿Y cuáles son las funciones principales de una célula eucariota? En primer lugar, antes de entrar en una enumeración, hay que decir que las células eucariotas, producto de la evolución, son las que permiten que en la actualidad y desde hace muchísimo tiempo haya seres más allá de bacterias procariotas. Pero en lo específico de su función, tenemos que decir que controla el intercambio entre la célula misma y su medio, contiene ADN (la información hereditaria), produce y transporta grasas y proteínas desde el interior y el exterior, realiza la secreción y la división celular, producen y destruyen el agua oxigenada, almacenan sustancias nutritivas, expectora desechos; a nivel vegetal, se encarga de la fotosíntesis, etc.

Diferencias principales entre célula eucariota y procariota

Son múltiples las diferencias entre una célula eucariota y una procariota, partiendo de la más clara y principal que es que la primera tenga un núcleo definido con su membrana y en el interior el material genético; y la segunda carezca del mismo, con un material genético disperso en el citoplasma. Pero existen más y las emplazamos.

  • La procariota es una célula pequeña en comparación a la eucariota (máximo de diez micrones a cien micrones en la segunda).
  • La forma de las procariota puede ser esférica, de bastón, de coma ortográfica; pero las eucariotas, sobre todo a nivel animal, son sumamente variadas.
  • La información genética en la procariota está en un nucleoide sin membrana; en la eucariota ADN y proteínas están fragmentados en cromosomas, rodeados por una membrana.
  • Las procariotas no tienen desarrllo de tejidos; en las eucariotas los organismos pluricelulares sí lo tienen.
  • Tiene un solo cromosomas que es el nucleoide; las eucariotas en cambio cuenta con múltiples.
  • Si hay multicelularidad en un procariota se debe a las mixobacterias; en cambio, los eucariontes son pluricelulares, y en ese sentido nos referimos a animales, plantas, hongos.
  • Ejemplos de procariotas son las bacterias y las arqueas; de eucariotas los animales, las plantas, los hongos y protistas.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here