Árbol de navidad: ¿Por qué se arma el 8 de diciembre?

El mes de diciembre ya comenzó y por eso nos empezamos a ocupar de las celebraciones importantes que tienen lugar en él. Una de ellas, que es con la que se empieza a palpitar la navidad, comienza a principio de mes y es el 8 de diciembre, día en el que se arma el árbol navideño. ¿Pero todos saben por qué se arma en este día el arbolito? A continuación te brindamos más información al respecto.

navidad

Por qué se arma el 8 de diciembre el árbol navideño

Existen muchas historias que cuentan la leyenda de por qué es el 8 de diciembre el día elegido para armar el árbol de navidad. A continuación te contamos la historia que respecta a Argentina.

arbol-de-navidad-760x420

En nuestro país, hace 200 años que la tradicion de árbol el árbol navideño cada 8 del mes de diciembre se cumple año a año. Es una tradición que la importamos de Estados Unidos, tradición que aquí llego desde Gran Bretaña en un principio.

1807 fue el año que en Argentina fue armado el árbol de navidad por primera vez en su historia. Esto se debe a que un 8 de diciembre, un hombre de origen irlandés, quiso compartir con los argentinos las costumbren de donde había nacido y por eso comenzó a decorar en una plaza pública un pino.

Porqué se arma el árbol de Navidad el 8 de diciembre

0008080530

Como manda la tradición, el 8 de diciembre, día en que la Iglesia celebra la Inmaculada Concepción de la Virgen María, en las casas ya es costumbre de decorar el árbol de Navidad. Es una tradición que viene desde el norte, todo el mundo sabe que, sobre todo si tenemos en cuenta que el árbol de abeto pertenece a la familia de las coníferas que forman parte del entorno natural de esos lugares. Esta última es la vegetación característica de las zonas muy frías, las que se encuentran cerca del círculo polar ártico, a pesar de las coníferas crecen incluso en diferentes latitudes, en las zonas altas.

Es ya una tradición armar el  el árbol de Navidad el 8 de diciembre, al parecer no es extraño a la cultura cristiana, católica en particular.
Se dice que el árbol de Navidad se creó por primera vez en Alemania en 1611. Se dice que la duquesa de Brieg ya había preparado todo en su castillo para celebrar la Navidad, pero que una esquina de la habitación parecía estar vacía. Se fue al parque a buscar algo adecuado y encontró un pequeño abeto. Lo  trasplantó a un recipiente  y adornó el salón.

Diferentes versiones de porqué se arma el arbolito de Navidad el 8 de diciembre

navidadmanualidades-de-navidad-con-tubos-de-papel-04

Otra de las versiones hablan de que es una tradición que tiene sus raíces en los círculos cristianos. Parece, en efecto, que debe ser atribuida a San Bonifacio, nacido en Inglaterra en el año 675 y murió mártir en Alemania en el año 754.
El misionero cerca de Geismar, en el norte de Alemania, se dio cuenta de algunos paganos que adoran un roble para preparar el sacrificio de la pequeña princesa Asulf al dios Thor. San Bonifacio los detuvo y provocó la caída del roble, en lugar de lo que parecía un abeto. El santo le explicó a la gente que el abeto, Evergreen, estaba el árbol de la vida y que Cristo representado. A partir de ese momento representaba el árbol de Navidad de abeto.
Desde entonces, en la tradición cristiana, el árbol de Navidad es el “árbol cósmico”, es decir, la manifestación divina del cosmos, donde las luces representan a Cristo que ilumina la humanidad (porque Jesús es la luz del Cosmos), los dones, decoraciones simbolizan su generosidad para con los hombres.

Otra leyenda afirma que  en efecto, fue uno de los abetos del Jardín del Edén.
Según la leyenda, el abeto es el árbol de la vida, la memoria bíblica, cuyas hojas en forma de aguja se marchitaron cuando Eva cogió el fruto prohibido y no lo hizo florecer de nuevo hasta la noche en que nació Jesús Niño.
Según otra leyenda, Adán habría llevado con él, después de haber sido expulsado del Edén, una rama del árbol del bien y del mal, que más tarde daría vida abeto, que se utiliza para el árbol de Navidad y Santa Cruz.

descarga (1)

Como parte de las tradiciones populares encontramos varias leyendas que tratan de explicar, en más o menos imaginativa, el nacimiento de Navidad.
Uno de ellos dice que cuando Jesús nació desde los árboles, así como los animales,  al igual que los hombres quería ofrecer sus dones para consolar  su pobreza.
Sólo el árbol no había hecho su oferta porque no sabía qué regalar.
“Que puedo ofrecer, yo, el niño?”, Preguntó el árbol.
“Usted!” – Responde – “No tiene nada que ofrecer. Sus agujas afiladas pican a su bebé, y sus lágrimas son pegajosa con la resina “.
El pobre abeto sentía muy infeliz y dijo con tristeza: “Tienes razón. No tengo nada de lo que es digno de ser ofrecido al niño “.
Un ángel, al oír estas palabras, tuvo compasión de abeto tan humilde y decidió ayudarlo. Preguntó, entonces a algunas estrellas que brillaban en el cielo, si querían bajar y sentarse en las ramas del abeto. Obedecieron, y el gran árbol quedó así  iluminado. El niño Jesús lo vio y sus ojos brillaban de alegría, haciendo feliz al abeto porque de esa manera  él también podía darle su regalo.
Muchos años más tarde, las personas que conocían esta historia tomaron la costumbre de armar su arbolito de Navidad con brillos en todos los hogares, en la víspera de Navidad y le colocaban velas encendidas al abeto, como las que había brillado antes frente a  la cuna del niño Jesús recién nacido.

Saludamos a todos nuestros seguidores para esta cercana Navidad!

Compartir
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here