El Sistema Solar

El sistema solar es un conjunto de planetas, asteroides y cometas que giran alrededor del sol. Cada uno se mantiene en su respectiva órbita en virtud de la intensa fuerza gravitacional ejercida por el astro, que posee masa mucho mayor que la de cualquier otro planeta.

Los cuerpos más importantes del sistema solar son los ocho planetas que giran alrededor del sol, describiendo órbitas elípticas, es decir, órbitas similares a circunferencias ligeramente excéntricas.

El sol no está exactamente en el centro de esas órbitas, como se puede ver en la figura abajo, por lo que los planetas pueden encontrarse a veces más cercanos o más distantes del astro.

Origen del Sistema Solar

El sol y el Sistema Solar tuvieron su origen hace 4.500 millones de años a partir de una nube de gas y polvo que giraba alrededor de sí misma. Bajo la acción de su propio peso, esa nube se acható, transformándose en un disco, en cuyo centro se formó el sol. Dentro de ese disco, se inició un proceso de aglomeración de materiales sólidos, que, al sufrir colisiones entre sí, dieron lugar a cuerpos cada vez mayores, los otros planetas.

La composición de tales cúmulos se relacionaba con la distancia que había entre ellos y el sol. Lejos de la estrella, donde la temperatura era muy baja, los planetas poseen mucho más materia gaseosa que sólida, es el caso de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Los planetas cerca de él, al contrario, el hielo se evaporó, restando sólo rocas y metales, es el caso de Mercurio, Venus, Tierra y Marte.

Los componentes del Sistema Solar

El sol

El Sol es la fuente de energía que domina el sistema solar. Su fuerza gravitacional mantiene los planetas en órbita y su luz y calor hacen posible la vida en la Tierra. La Tierra dista, en promedio, aproximadamente 150 millones de kilómetros del Sol, distancia recorrida por la luz en 8 minutos. Todas las demás estrellas están ubicadas en puntos mucho más distantes.

Las observaciones científicas realizadas indican que el Sol es una estrella de luminosidad y tamaño medios, y que en el cielo existen incontables estrellas más grandes y más brillantes, pero para nuestra suerte, la luminosidad, el tamaño y la distancia fueron exactos para que nuestro planeta desarrollara formas la vida como la nuestra.

El Sol posee el 99,9% de la materia de todo el Sistema Solar. Esto significa que todos los demás astros del Sistema juntos suman sólo el 0,1%.

Composición del sol

El Sol es una enorme esfera de gas incandescente compuesta esencialmente de hidrógeno y helio, con un diámetro de 1,4 millones de kilómetros.

El volumen del Sol es tan grande que en su interior cabrían más de un millón de planetas del tamaño del nuestro. Para igualar su diámetro, sería necesario colocar 109 planetas como la Tierra uno al lado del otro. En el centro de la estrella se encuentra el núcleo, cuya temperatura alcanza los 15 millones de grados centígrados y donde ocurre el proceso de fusión nuclear por medio del cual el hidrógeno se transforma en helio. En la superficie la temperatura del Sol es de unos 6.000 grados Celsius.

Los planetas son astros sin luz ni calor propio. En nuestro sistema solar se conocen ocho planetas que de acuerdo con la proximidad del sol son:

  • Mercurio: Es el planeta más pequeño del sistema solar. Es también el más cercano al Sol y el más rápido. Formado básicamente por hierro, puede ser visto desde la Tierra a simple vista.
  • Venus: Es el segundo planeta más cerca del Sol. Además del Sol y de la Luna es el cuerpo celeste más brillante en el cielo.
  • Tierra: Presenta agua en estado líquido y oxígeno en su atmósfera lo que hace posible la vida en el planeta.
  • Marte: Es el segundo planeta más pequeño del sistema solar. Es conocido como planeta rojo por la coloración de su superficie.
  • Júpiter: Mayor planeta del sistema solar. Formado principalmente por los gases hidrógeno, helio y metano y, además, un pequeño núcleo sólido en el interior.
  • Saturno: Es el segundo planeta más grande del sistema solar. Es conocido por los anillos formados principalmente por hielo y polvo cósmico.
  • Urano: Es un planeta gaseoso y su atmósfera se compone principalmente de hidrógeno, helio y metano.
  • Neptuno: Planeta más distante del Sol. Un gigante gaseoso, tal como Júpiter, Saturno y Urano.

Planetas Enanos

La identidad de Plutón ha sido cuestionada durante años por los científicos. Se trata del planeta enano más frío y distante del Sol.

Así, recibió en 2006 de la Unión Astronómica Internacional (UAI) una nueva clasificación: “Planeta Enano”. De acuerdo con las nuevas reglas, el planeta debe obedecer tres criterios:

  • debe orbitar el sol;
  • debe ser lo suficientemente grande para que la gravedad se ajuste a la forma de una esfera;
  • su vecindad orbital debe estar libre de otros objetos.

Eris es el nuevo cuerpo celeste, descubierto en 2003, por un equipo de investigadores estadounidenses, bajo la dirección de Mike Brown. Anteriormente, era denominado por el registro astronómico 2003 UB313, lo que sería el “décimo planeta” y está 14 mil millones de kilómetros de la tierra. En 2006 fue definitivamente clasificado como Planeta Enano. El nombre Éris es referente a la diosa griega de la discordia.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here