Saltar al contenido

Información sobre la Leucemia: Síntomas

Durante las primeras etapas de la leucemia, es posible que no haya síntomas. Muchos de los síntomas de la leucemia no se manifiestan hasta que un gran número de células sanguíneas normales se ven perjudicadas por las células de leucemia.

Los síntomas de la leucemia aguda y crónica

En la leucemia crónica, los síntomas se desarrollan gradualmente y, en un principio, por lo general no son tan graves como en la leucemia aguda. La leucemia crónica se encuentra generalmente durante un examen médico de rutina antes de que los síntomas están presentes. Cuando aparecen los síntomas, generalmente son leves al principio y poco a poco se ponen peor, pero a veces no empeoran hasta muchos años después de un diagnóstico inicial.

leucemia-cancer_MILIMA20131104_0322_30

Recientemente, los investigadores descubrieron que las células blancas de la sangre anormales pueden estar presentes en la sangre de pacientes con leucemia linfocítica crónica un número de años antes de un diagnóstico. Este hallazgo puede conducir a una mejor comprensión de los cambios celulares que se producen en las primeras etapas de la enfermedad y cómo progresa la enfermedad.

En la leucemia aguda, los síntomas generalmente aparecen y empeoran rápidamente. Las personas con esta enfermedad suelen ir a su médico, ya que se sienten enfermos.

Los niveles de glóbulos blancos pueden ser altos

Las personas con leucemia pueden tener niveles muy altos de células blancas en la sangre, y debido a que las células son anormales, no son capaces de luchar contra la infección. Por lo tanto, los pacientes pueden desarrollar fiebres o infecciones frecuentes. Una disminución de los glóbulos rojos, llamada anemia, puede hacer que una persona se sienta cansada. No tener suficientes plaquetas en la sangre puede causar que una persona sangre o tenga moretones con facilidad.

Algunos de los síntomas dependen del lugar donde las células de leucemia se acumulan en el cuerpo. Las células de leucemia pueden acumularse en muchos tejidos y órganos diferentes, tales como el tracto digestivo, los riñones, los pulmones, los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo, incluyendo los ojos, el cerebro y los testículos.

Otros síntomas comunes

Otros síntomas comunes de la leucemia incluyen dolor de cabeza, pérdida de peso, dolor en los huesos o articulaciones, hinchazón o malestar en el abdomen (un agrandamiento del bazo) y los ganglios linfáticos, especialmente en el cuello o la axila. Los síntomas de la leucemia aguda pueden incluir vómitos, confusión, pérdida del control muscular y convulsiones.