Sistema Urinario Humano: caracteristicas, funciones, enfermedades, información completa

El post que les tenemos preparado para el día de hoy resulta de real interés para muchas personas, por tratarse de una temática que nos incluye a todos los seres humanos. Tenemos información preparada sobre nuestro sistema urinario, cuestión para algunos poco tratada o tema poco conversado. Sin embargo, resulta pertinente que aclaremos su importancia en cuanto a la salud, sus funcionamientos y su influencia en otros sistemas humanos. Por estas razones les recomendamos que continúen leyendo el post a continuación sobre el Sistema Urinario Humano: características, funciones, enfermedades, información completa.

Características principales del Sistema Urinario Humano

Cuando hablamos de Sistema Urinario estamos haciendo referencia a un conjunto de órganos, en este caso encargados de la producción de orina. Se conforma principalmente por dos partes: los órganos secretores (los riñones) y la vía excretora (encargada de recoger la orina). La producción de orina tiene como función eliminar los desechos nitrogenados de nuestro metabolismo, y de la osmorregulación.

Los conductos que forman parte de este Sistema Urinario, se pueden dividir o clasificar en tres: los uréteres, la vejiga urinaria y la uretra. Los uréteres son los encargados de conducir la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria. Por su parte, la uretra tiene como función principal transportar la orina desde la vejiga hasta el exterior; esta propia salida al exterior es producida por el reflejo de micción, en cambio la resistencia a expulsar la orina se debe al esfínter uretral ubicado en la parte inferior de la uretra. Por último, la vejiga urinaria se conoce por ser una bolsa muscular y elástica que contiene la orina hasta que es expulsada al exterior, contiene en su inferior al esfínter (músculo circular que se abre y se cierra para controlar la micción).

A través del proceso llamado nutrición es posible le llegada de los desechos hasta los riñones; es decir, es necesario para adquirir energía, donde los nutrientes llegan directamente a la sangre que realiza intercambio gaseoso permitiendo así la nutrición en el ser humano.

Los nefrones son los encargados de la formación de la orina, lo cual se lleva a cabo a través de tres procesos básicos: la filtración, la reabsorción y la secreción.

Cuando hablamos de filtración hacemos referencia al paso de líquido desde el glomérulo hacia la cápsula de Newton, debido a la diferencia de glúcidos contenida en la sangre. Este líquido suele ser similar al plasma sanguíneo pero sin proteínas, que no logran atravesar los capilares. Este proceso de filtración se debe tanto a la permeabilidad del capilar glomerular, como al diamétrico dela arteriola eferente, la cual es menor que el de la aferente produciendo las presiones para que se produzca filtración del plasma.

El proceso de la reabsorción implica el paso de las sustancias desde el interior del túbulo renal hacia la sangre, hacia los capilares peritubulares. Lo que permite principalmente es la recuperación de agua, sales azúcares y aminoácidos que habían sido filtrados en el glomérulo.

Lo que se conoce como secreción es el paso de la orina (por lo túbulos) hacia la pelvis renal, llegando a la vejiga para ser almacenada. Un ser humano puede retener hasta 3 litros de orina en condiciones normales, pero en casos de cistitis pueden aparecer ganas de orinar con tan solo 50 ml. Cuando se superan los 250, por lo general se siente la necesidad de orinar, el cual despierta el reflejo de la micción. Ésta, en su frecuencia, varía según la persona, teniendo papel importante los hábitos, el consumo de bebidas alcohólicas y el estado psíquico de alegría o tensión.

Órganos principales del Sistema Urinario

Entre los órganos principales del Sistema Urinario Humano, podemos encontrar: el riñón, la vejiga y la uretra. Siendo éstos las piezas claves para que este sistema funcione.

El riñón se caracteriza por ser el órgano formador de la orina, pero también, participa en la regulación del volumen corporal de agua, de la presión arterial y en la producción de hemoglobinas. En cuanto a la primera, ocurre cuando la sangre que llega al riñon se filtra desde el llamado glomérulo al espacio de Bowman, formando algo similar al plasma sanguíneo pero sin proteínas. Este líquido, una vez filtrado, cambia su composición por la reabsorción de algunas sustancias; y, finalmente, se produce la excreción del líquido por las papilas y las vías urinarias.

La parte más importante y destacada del funcionamiento del riñón es el nefrón, el cual desemboca en canales colectores que transportan la orina a los cálices y a la pelvis renal. Podemos encontrar aproximadamente un millón de nefrones en cada riñón, y se constituye por el llamado corpúsculo renal o de Malpighi y por el túbulo urinífero.

Se conoce que casi un litro es la cantidad de sangre que pasa por minuto por este órgano, la cual proviene de la arteria renal y tiene una presión del glomérulo de 75 mm de mercurio, por lo que tiende a filtrar la sangre.

En cuanto a la morfología de los riñones, sabemos que miden entre 10 y 12 centímetros de largo, 5 o 6 de ancho y unos 2 o 3 de espesor. El peso ronda en los 150 gramos cada uno, y su color es rojo castaño. Están rodeados  por una capa grasa que los fija para evitar el deslizamiento en la inspiración. Se encuentran separados por una piel del dorso por varios músculos y de los órganos que forman el abdomen por le peritoneo parietal. En cuanto a la diferencia entre ambos, el derecho es un poco más bajo que el riñón izquierdo.

La Uretra es la encargada de de expulsar al exterior la orina que se halla contenida en la vejiga, esta expulsión se llama proceso de micción. Se conoce que en la mujer mide de 3 a 4 cm de largo, suele ser vertical y se ubica por delante de la vejiga. En cambio, en el hombre mide entre 18 y 20 cm de largo y presenta ciertos ángulos en su extensión. Otra diferencia es que se compone de varios segmentos, como la uretra prostática, la uretra membranosa y la esponjosa.

Cuando hay enfermedades en este conducto, podemos dividir a la uretra en dos segmentos: por un lado, la uretra anterior y por otro lado, la posterior. Ambas partes se separan por un esfínter de músculo estriado.

No podemos dejar de mencionar a la Vejiga, órgano principal de este sistema excretor. Se conoce por ser un órgano hueco, el cual se sitúa en la parte inferior del abdomen y la superior de la pelvis. Su función consiste en contener la orina proveniente de los riñones. Aproximadamente la cantidad de orina que puede contener es de 300 a 450 ml, pero con gran capacidad de ampliarse al ser una bolsa compuesta por músculos. Cuando la vejiga está vacía, toma una forma ovoidea.

La orina que llega a este órgano, tal como explicamos, proviene de los riñones, esto se produce a través de los uréteres que se abren en la parte trasera de la vejiga. La parte que se comunica con la uretra está provista de un esfínter que impide la salida involuntaria de la orina. Este esfínter es la última fase del sistema excretor, habiendo pasado anteriormente por el tubo que lleva la orina al exterior. Para finalizar, la llamada uretra es un conducto que transporta y permite que la orina pueda ser exteriorizada. Es un simple canal de 3 a 4 cm de largo.

 

Busquedas: mapa conceptual de la revolucion industrial, beneficios de amamantar, trabajo agrícola mapa conceptual, imágenes de ruiseñor
Compartir
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here