Sistema Nervioso Humano: caracteristicas, partes, funcionamiento, información completa

El post que hemos preparado en el día de hoy se trata de parte del funcionamiento central del cuerpo humano. Daremos información específica sobre el Sistema Nervioso, en especial con características de las partes que los componen. Siempre resulta enriquecedor conocer nuestro cuerpo; actualmente se está difundiendo más información sobre las enfermedades cardiovasculares y las referidas al sistema nervioso y circulatorio. La importancia de la prevención en aquellas enfermedades resulta fundamental, ya sea para personas de edad avanzada como para los jóvenes que pueden comenzar a tener una vida más saludable y poder prevenir enfermedades con el uso de buenos hábitos. No te pierdas a continuación toda la información completa que tenemos sobre el Sistema Nervioso Humano: características, partes, funcionamiento, información completa.

Funciones principales del Sistema Nervioso Humano

Este gran sistema es el encargado de coordinar y controlar las funciones corporales ya que organiza y comunica todas las partes de la anatomía corporal. Está formado por dos grandes partes o sistemas: El Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Periférico (SNP).

El Sistema Nervioso Central (SNC) se compone de dos partes esenciales. Por un lado, el encéfalo el cual se conoce como el centro de mando de todo el cuerpo, y está formado por los órganos y glándulas que se encuentran en la cavidad craneal (el cerebro, el cerebelo, el hipotálamo y el bulbo raquídeo entre otros). Por otro lado, la médula espinal, siendo ésta un órgano tubular que se conecta de forma directa con el encéfalo. Tiene como función ser la vía de información motora hacia el cerebro y desde éste hacia los órganos efectores.

El Sistema Nervioso Periférico (SNP) tiene como función primordial conectar el SNC a los miembros y órganos, asimismo regula e integra los órganos internos por medio de los axones. Este sistema se compone por nervios y neuronas. Los primeros están formados por axones rodeados de tejidos conectivos y podemos encontrar dos tipos de nervios: los craneales y los espinales. Podemos encontrar nervios craneales que son 12 pares de nervios, su función es enviar información proveniente del cuello y la cabeza hasta llegar al sistema nervioso central. También se hallan nervios espinales, éstos llegan a ser 31 pares de nervios los cuales envían la información que proviene del tacto, de la temperatura, del dolor entre otros; y va desde el tronco y las extremidades inferiores hasta llegar al sistema nervioso central.

Las neuronas, por su parte, son las llamadas células del sistema nervioso por excelencia: envían impulsos nerviosos a otras células para que lleguen hasta el cerebro.

Podríamos decir, entonces, que dentro de los componentes de este gran sistema encontramos al encéfalo, a la médula espinal, a los nervios, a las neuronas y a los ganglios.

Exite otro tipo de clasificación del sistema nervioso humano que consiste en subdividirlo en Sistema Nervioso Somático y Sistema Nervioso Autónomo. El Somático se compone del conjunto de neuronas que regulan el tipo de funciones que se conocen como voluntarias (por ejemplo: mover determinado músculo). El Autónomo está compuesto, en cambio, por el conjunto de neuronas que regulan principalmente las funciones involuntarias o también llamadas inconscientes. A su vez, éste último puede subdividirse en Sistema Nervioso Parasimpático y Simpático.

El Sistema Nervioso Parasimpático cumple varias funciones: regular la excitación sexual, favorecer la vasodilatación, activar las funciones secretoras del aparato digestivo y del urinario, provocar la secreción respiratoria, producir la contracción del esfínter del iris, entre otras.

El Sistema Nervioso Simpático es el que se activa cuando una situación irrumpe y requiere de escape o huida, es por eso que cumple funciones tales como: acelerar y fortalecer la función cardíaca, mejorar la visión (miosis), estimular la oxigenación (broncodilatación), activar el sistema nervioso somático que permite la contracción muscular, estimular la sudoración y las glándulas suprarrenales para descargar la adrenalina.

La comunicación entre las distintas partes de nuestro cuerpo es función del sistema nervioso, el cual también responde a los cambios que no son propios del cuerpo. Esto se debe a los llamados receptores, grupos de células especializadas que tienen como función detectar cambios provocados por los estímulos, a los cuales responden con impulsos nerviosos. Los efectores de éstos son las distintas partes del cuerpo; por ejemplo las glándulas y los músculos.

Si tuviéramos que explicitar el camino que realiza el llamado impulso nervioso, podríamos decir que comienza cuando una neurona recibe un mensaje de otra neurona, la cual envía una señal eléctrica a través de su axón, donde al final de éste se convierte en una señal química. Así, son liberados los famosos neurotransmisores al espacio libre entre el axón de una neurona y la dendrita de la otra neurona, produciendo la llamada sinapsis. Así continúan viajando los neurotransmisores de una neurona a otra, siendo recibidos por cada dendrita que los vuelve a convertir en señal eléctrica.

Algunas partes del sistema nervioso están encargadas de regular aquellos procesos involuntarios de nuestro cuerpo que forman parte del funcionamiento de los órganos y de las glándulas del cuerpo; un ejemplo de proceso involuntario podría ser la dilatación en el ojo por efecto de la excesiva luz. A su vez, hay partes que tienen la función de regular los procesos voluntarios, como son las neuronas motoras y las sensoriales.

Principales enfermedades relacionadas al Sistema Nervioso

Existe una gran variedad de enfermedades ligadas al sistema nervioso, pero hay algunas que provocan mayor efecto sobre el funcionamiento del mismo.

Entre ellas podemos encontrar los famosos Tumoreslos cuales pueden originarse en el sistema nervioso o pueden ser provocados por metástasis de algún cáncer perteneciente a otra parte del cuerpo. Los daños que provocan los tumores son tanto por ruptura de conexiones sinápticas como por la proliferación celular.

La esclerosis múltiple es otra enfermedad que afecta este sistema ya que provoca un trastorno de tipo desmilinizante, el cual provoca una pérdida de mielina en los axones de las neuronas (la mielina es importante al momento de trasladar los impulsos bioeléctricos a través del sistema nervioso).

La epilepsia es otra de las enfermedades que más afecta a este sistema, es un trastorno que se produce por una hiperactivación de grupos neuronales que se encuentran hipersensibilizados y, que, reaccionan de manera anómala por algún motivo provocando los distintos síntomas de esta enfermedad. Algunos síntomas son: convulsiones, pérdida de conciencia, enlentencimiento, debilidad y falta de coordinación de los músculos y vísceras.

La conocida diabetes puede producir graves daños en los nervios y en las neuronas, puede ir dañando lentamente las fibras nerviosas e impedir el flujo de los vasos sanguíneos. Esto se conoce como Neuropatías diabéticas , un ejemplo de estas son las diabetes mellitus. Se pueden observar los trastornos especialmente en las extremidades del cuerpo, pero también en algunos otros órganos como los ojos o el corazón.

Existen algunas enfermedades que no son provocadas por el mismo sistema pero que se caracterizan por la presencia de dolor que proviene de la alteración de las vías nerviosas por la percepción del dolor. Reciben el nombre de Neuralgias.

Para finalizar, nombraremos las conocidas Demencias, las cuales se localizan en el cerebro y se caracterizan por una progresiva degradación y pérdida de las neuronas. A su vez, el funcionamiento cognitivo y motor se ve alterado en forma progresiva. Las enfermedades más conocidas que pueden llevar a una demencia son: el Alzheimer, el Parkinson o Corea de Huntington.

Compartir
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here