Información sobre la Celiaquía: Qué es, causas, síntomas y tratamiento

La celiaquía es una enfermedad muy frecuente, más de lo que muchos creen. Y este es un dato muy importante, porque hay muchas personas que la padecen pero sin saberlo, debido a que no han recibido el correcto diagnóstico. De esta manera, se estima que alrededor del 75% de los pacientes no tienen el diagnóstico de celiaquía y esto es debe a que por muchos años se asoció la enfermedad celíaca sólo a su presentación clínica tradicional, dejando por fuera toda una serie de formas atípicas que tiene esta enfermedad de manifestarse. Y por eso, a partir de diversos estudios y la optimización de las pruebas disponibles, ha sido posible comprobar la existencia de distintos tipos de celiaquía. Pero todo esto y muchos otros datos te los vamos a brindar a lo largo de este post, ya que en él vamos a compartir con ustedes más información sobre la celiaquía, qué es, cuáles son sus causas, los síntomas, los distintos tipos que hay y posibildidades de tratamiento. Espero que puedas aprovechar esta información para conocer un poco más sobre esta enfermedad…

Información sobre la Celiquía: Qué es

La celiaquía es una enfermedad cuya principal característica tiene que ver con la intolerencia del organismo en forma permanente al glutel, el trigo, la cebada, el centento y en muchos avena. Se trata de personas que se encuentran en forma genética predispuestos a sufrir esta intolerancia y lo que sucede es que como una respuesta del sistema inmune ante estos granos, aparece una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado que provoca problemas para que los macros y micronutrientes puedan ser absorbidos.

Por lo tanto estamos ante una enfermedad que tiene dos características singulares y definitorias, y es que es hereditaria y es autoinmune. Por esto mismo, es que no se puede determinar una causa exacta de esta enfermedad, ya que la misma no se conoce, pero lo que si se pudo comprobar es que en su patogenia participan factores genéticos, inmunológicos y ambientales.

No podemos dejar de mencionar que se considera a nivel mundial a la celiaquía como la enfermedad intestinal crónica de mayor inciedencia. Aunque no existe aún un registro específico de casos, a partir de ciertos estudios que se han realizado se estima que una de cada 100 personas tiene la enfermedad celíaca.

También hace falta decir que aunque se trate de una enfermedad crónica, su aparición puede darse en cualquier momento de la vida, incluyendo a un bebé en período de lactancia, hasta un adulto mayor, pasando por todas las edades intermedias. De todos modos debemos saber que cuando existen antecedentes de esta enfermedad en la familia, el riesgo de padecerle es mayor en comparación a aquellas personas que no tienen familiares con celiaquía.

Información sobre los Tipos y  Síntomas de la Celiaquía

Antes de mencionar los síntomas de la enfermedad celíaca, debemos saber que hay tres tipos de esta enfermedad, ya que en algunos de estos subtipos no presentan síntomas y por eso no debemos descartar la presencia de esta enfermedad.

Por un lado esta la celiaquía sintomática, que como su nombre lo indica, presenta toda una serie de síntomas que si bien pueden variar de unos pacientes a otros en algunos casos, todos ellos presentan test genéticos, histología y serología que es compatible con el diagnóstico de celiaquía.

Otro tipo es el llamado celiaquía subclínica. En este caso los pacientes no manifiestan ningún síntoma ni signo, pero sí en las pruebas diagnósticas los resultados serán positivos.

El tercer tipo es el llamado celiaquía latente, y se trata de pacientes que no presentan síntomas, que aún pueden consumir gluten y que su mucosa intestinal no está dañada. dentro de este tipo podemos diferenciar dos variantes. Una es la llamada tipo A, que se trata de pacientes en los cuales el diagnóstico de celiaquía se realizó en la infancia pero luego pudieron recuperarse en tu totalidad siguiendo una dieta libre sin gluten, lo que les permite estar en un estado subclínico cuando siguen una alimentación normal. Y el tipo B, es cuando se hicieron estudios en los cuales la mucosa intestinal estaba normal, pero tiempo más tarde la enfermedad se desarrolla.

En cuanto a los síntomas, que como se entenderá se encontrarán en el tipo de celiaquía sintomático, en términos generales tiene que ver con el descenso repentino de peso, la falta de apetito, el cansancio y la fatiga, sensación de náuseas, acompañadas de vómitos y diarrea. Además las personas suelen perder masa muscular, tener cambios bruscos en el estado del ánimo, pasando por irritabilidad, introversión, tristeza, apatía, entre otros. También aparecen dolores en el abdomen, acompañado de distensión abdominal, entre otros síntomas.
Pero no podemos dejar de mencionar que tanto en los casos de celiaquía en la infancia como en la adultez, puede haber síntomas que sean atípicos o bien pueden presentarse pocos síntomas, lo cual vuelve más difícil el diagnóstico. Asimismo debemos decir que muchas veces los síntomas varian en la distintas edades y etapas de la vida.

Por otro lado, queremos destacar que la celiaquía es una enfermedad comórbida con muchas otras. SI bien en muchos casos estas enfermedades pueden estar precediendo a la enfermdad celíaca, también hay casos en los cuales se presentan al mismo tiempo y luego de haber hecho el diagnóstioc de celiaquía. Asimismo hay que saber que los pacientes que presentan este tipo de comorbilidad se los considera pacientes que están en riesgo. Lo más común es que esté asociado a anemias, a enfermedades tiroideas, a diabetes de tipo I, a artritis reumatoidea y lupus, entre otros trastornos autoinmunes, al síndrome de down y la dermatitis herpetiforme entre otras.

Información sobre el Diagnóstico y Tratamiento de la Celiaquía

Respecto al diagnóstico de esta enfermedad, sólo se puede realizar haciendo un análisis de sangre y luego una biopsia intestinal, que se considera que es el examen definitivo que es requisito que se efectue antes de comenzar el tratamiento.
Es sumamente importante poder hacer un diagnóstico temprano de esta enfermedad, para poder comenzar con el tratamiento lo antes posible, para poder prevenir la aparición de otras complicaciones asociadas a esta enfermedad.

En lo que atañe al tratamiento, debemos decir que aún hoy no existe un tratamiento farmacológico que pueda darse de ella, constituyéndose de esta manera como la principal herramienta de tratamiento una dieta libre en gluten que debe mantenerse a lo largo de toda la vida. De esta manera, se logra que el paciente pueda normalizarse tanto a nivel clínico, es decir de los síntomas, como a nivel del funcionamiento del organismo, incluyendo la reparación del daño en la mucosa intestinal.

La dieta que debe seguir un paciente con el diagnóstico de la enfermedad celíaca, se caracteriza por el consumo de alimentos naturales, a saber, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescados, carnes y cereales que no tengan gluten, como es el arroz y el maiz. A su vez, se debe evitar el consumo siempre que sea posible de alimentos elaborados y envasados, debido a que en estos casos es más difícil garantizar que no hayan tenido los ingredientes contactos con el gluten. Y esto es algo muy importante, porque aún consumiendo mínimas cantidades de gluten en forma continua puede provocar serios trastornos en los pacientes.

Compartir
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here